Murió “Chiquito”, el único perro preso de la Argentina

 

Murió “Chiquito”, el único perro preso de la Argentina

 

Siendo cachorro mordió a un hombre y fue acusado de "lesiones leves culposas". Los últimos años de su vida los pasó en una comisaría de Santa Fe. Murió sin sentencia, pero se ganó el cariño de la gente.

 

 

 

 

Éste era Chiquito. (lacapital.com.ar)

 

miércoles, 12 de agosto de 2009

 

Luego de pasar casi la mitad de su vida preso por un "delito" que habría cometido cuando cachorro, un perro vagabundo y de raza indefinida se murió enfermo y de viejo.

 

"Chiquito" tenía 18 años y en los últimos días, casi sin fuerzas, sus ladridos apenas se escuchaban en la "cárcel" a la que entró el 9 de enero de 2003, acusado por el delito de "lesiones leves culposas" por haber mordido a un hombre, según una información policial.

 

Esa persona lo denunció y la justicia entendió que el perro debía ser enviado a una comisaría, lejos de la casa del denunciante.

 

La oficina de prensa de la Unidad Regional XI dijo en la noche del martes que el can de pelaje claro falleció el fin de semana en el destacamento policial La Orilla, de la ciudad de Esperanza, provincia de Santa Fe, a unos 450 kilómetros al norte de la capital argentina.

 

Cuando "Chiquito" fue detenido, la policía de Santa Fe había intentado que la Sociedad Protectora de Animales de esa provincia se hiciese cargo de él. Pero por la supuesta violencia del animal y a falta de una orden judicial, siguió privado de su libertad.

 

El diario El Litoral de Santa Fe dice que en su lugar de detención y con los años, el can, que al principio estaba atado con una cadena a un palo, "se convirtió en la mascota del destacamento y hasta (los policías) llegaron a decir que para los agentes era un miembro de la familia policial".

 

Agrega que la amistad con los policías le permitió a "Chiquito" ganar algunas concesiones a su régimen de encierro "e incluso hubo vecinos que lo recordaron visitando a alguna novia durante sus salidas transitorias".

 

Lo cierto es que "Chiquito" cumplía a rajatabla con la "palabra jurada" y regresaba a su "celda" donde lo esperaba un suculento tazón con alimento balanceado, o las sobras de la comida del personal, dice ese diario.

 

Mónica Campini, su veterinaria de cabecera, declaró a El Litoral que "Chiquito" se murió "acuciado por cuestiones propias de la vejez" y porque "estaba enfermo desde hacía tiempo".

 

La privación de la libertad del animal había originado una campaña de apoyo al perro en Facebook, bajo la consigna "¡Justicia para Chiquito! ¡Liberemos a este pobre perro!".

 

Considerado el único perro detenido por una causa judicial en la Argentina, "Chiquito" se murió sin que lo hayan condenado o absuelto.

 

Desde el punto de vista penal y con su fallecimiento, el presunto delito queda extinto para "Chiquito", quien al ser pobre y sin familia, quizás le haya faltado una buena defensa para sus derechos de animal.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animalistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s