El regreso de los Irrawaddy

 

El regreso de los Irrawaddy

 

 

No se sabe a ciencia cierta cuántos delfines hay en las aguas de Bangladesh.

 

Grupos conservacionistas han expresado sorpresa ante el descubrimiento en las aguas de Bangladesh de miles de delfines de la especie Irrawaddy, que se pensaban estaban muertos o en peligro de extinción.

 

Cerca de 6.000 ejemplares de esta rara especie fueron hallados en las aguas dulces de la región de los bosques de Sundarban de Bangladesh y en las cercanías de la Bahía de Bengala, informó la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés).

 

Según la organización, se estimaba que la población más grande de este tipo de delfines -parientes de la orca o ballena asesina- consistía sólo en algunos cientos.

 

El delfín Irrawaddy alcanza de adulto un tamaño de 2,5 metros de largo y generalmente vive en los grandes ríos, estuarios o lagunas de agua dulce, en el sur y sureste de Asia.

 

La WCS aseguró que el último censo fue llevado a cabo de manera rigurosa y por tanto es posible argumentar que la especie puede estar en un proceso de resurgimiento.

 

Falta información

 

¿Pero cómo puede ser que una especie que se creía en peligro, muestre un incremento tan marcado en su población, en la región de la Bahía de Bengala?

"Hay muchas zonas, particularmente en Asia, de donde se tiene muy poca información sobre la cantidad y estado de los cetáceos (ballenas, delfines y marsopas)", dice Brian Smith, a cargo del proyecto sobre la diversidad cetácea de Bangladesh.

 

"Falta investigación, fondos y preparar a los científicos locales. Porque los cetáceos son muy populares, mucha gente cree que se conoce mucho sobre su biología y su estado de conservación".

 

"En cierto sentido, esto es válido en Occidente, pero el conocimiento sobre estos animales en los países en desarrollo es incompleto", asegura Smith.

Según el científico, ahora hay una suerte de "carrera para descubrir poblaciones intactas de delfines, ballenas y marsopas, en las que una intervención temprana para conservarlas puede resultar efectiva".

 

"Si bien la noticia es alentadora y merece celebrarse, existen una serie de amenazas, entre ellas, la disminución de la cantidad de aguas dulces y el aumento del nivel del mar por el cambio climático que puede afectar incluso a una población tan numerosa"

Brian Smith, WCS

 

"Esto debe ocurrir antes de que la situación se vuelva grave y las especies corran riesgo de desaparecer. Ésta es una de las principales lecciones de la posible extinción del delfín del río Yangtze (en China), agrega Smith.

 

El experto aclara que el hallazgo de tantos delfines Irrawaddy puede dar la falsa impresión de que estos animales ya no corren peligro.

 

"Si bien la noticia es alentadora y merece celebrarse, existe una serie de amenazas, entre ellas, la disminución de la cantidad de aguas dulces y el aumento del nivel del mar por el cambio climático que puede afectar incluso a una población tan numerosa".

 

Incluso hoy día, los científicos dicen no saber cuántos delfines Irrawaddy quedan. En 2008, fueron incluidos en Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

 

Santuario

 

 

Muchos delfines Irrawaddy mueren por el aumento de la salinidad en las aguas.

 

Varios grupos conservacionistas, entre ellos el WCS, trabajan en el terreno para proteger a los delfines.

 

"Recién ahora comenzamos a estudiar y a entender la diversidad y la abundancia de delfines en las aguas de Bangladesh", le dijo a la BBC Elisabeth Fahrni Mansur de WCS.

 

Como nunca se ha llevado a cabo un censo completo para establecer el número de delfines en Bangladesh, las estimaciones pueden diferir por un margen muy amplio, dice Mansur.

 

"Aunque las cifras más recientes parezcan elevadas, las numerosas amenazas a las que están expuestos siguen siendo preocupantes, ya que éstas pueden reducir el número de delfines dramáticamente en un corto período de tiempo".

 

"Por tanto es muy importante hallar soluciones viables para reducir estas amenazas, trabajando en conjunto con las autoridades correspondientes y con las comunidades pesqueras, creando una red de áreas protegidas para asegurarnos su supervivencia".

 

Los problemas más acuciantes para los delfines en la Bahía de Bengala son la contaminación y la presencia de redes de pesca.

 

En opinión de Mansur, si se establece un santuario para delfines en las aguas profundas, en la costa y en el estuario de Bangladesh se podrá ver -en un lapso de tiempo- cómo estos animales han sido afectados por el impacto del descenso de las aguas dulces y el aumento de los niveles del mar.

 

"Si podemos hacer esto, quizás tengamos sorpresas aún más placenteras en cuanto al número de delfines en el futuro", asegura Mansur.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Especies en peligro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s