Como las hormigas del desierto encuentran el camino a casa sin perderse

 

Como las hormigas del desierto encuentran el camino a casa sin perderse

 

 

Es bien conocida, en seres humanos, la situación de perderse en el desierto y acabar andando en círculos. Esto les ha hecho preguntarse a los científicos cómo los animales del desierto encuentran el camino a su casa. Ahora, una nueva investigación muestra que las hormigas del desierto introducen datos visuales y olfativos en sus sistemas cerebrales de navegación para orientarse debidamente.

 

 

 

Photo: Cataglyphis fortis Max Planck Institute for Chemical Ecology, Markus Knaden

 

(NC&T) Antes de este estudio, los investigadores creían que la hormiga del desierto, Cataglyphis fortis, que vive en las inhóspitas llanuras de sal en Túnez, era un insecto que se guiaba únicamente por su sistema visual. Pero Kathrin Steck, Bill Hansson y Markus Knaden, los tres del Instituto Max Planck para la Ecología Química en Jena, Alemania, emplearon la cromatografía de gases para verificar que los microhábitats del desierto poseen conjuntos característicos de señales de olor que ayudan a las hormigas a encontrar el camino de regreso al hormiguero.

 

 

 

 

Después de haber identificado algunos olores en estas "firmas" características de microhábitats específicos, los investigadores entrenaron a hormigas en experimentos de campo, para reconocer estos olores como señales que indicaban una entrada secreta al hormiguero. Las hormigas aprendieron a asociar la entrada al hormiguero con un solo olor, y seleccionaron éste de entre los olores para los cuales no habían sido entrenadas. Eligieron incluso el olor correcto en una mezcla de cuatro. Las hormigas se mostraron algo confundidas cuando se enfrentaban a la mezcla en vez de al olor hogareño puro, pero aún así actuaron con mayor eficacia en su búsqueda que las hormigas del grupo de control.

 

Se había demostrado antes en las palomas el uso de rasgos geográficos olfativos derivados de las características peculiares de cada lugar, pero la mayoría de las hormigas depende de los rastros de feromonas generadas por ellas mismas. Sin embargo, la Cataglyphis explora hasta 100 metros a la redonda en busca de alimentos, una vasta distancia para un animal tan pequeño, en un hábitat donde las altas temperaturas y las siempre cambiantes ubicaciones de las fuentes de comida harían inservibles a los rastros de feromonas. Ésta puede ser la razón por la que estas hormigas fueron eficaces en el uso de las marcas olfativas estables que se les enseñó a emplear como indicadores de la entrada a su hormiguero.

 

 

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:

 

http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1095:desert-ants-smell-their-way-home&catid=49:zoology&Itemid=69

 

http://www.sciencedaily.com/releases/2009/02/090226210035.htm

 

http://www.frontiersinzoology.com/content/6/1/5#B13

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entomologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s