Desarticulan una banda en Brasil que vendía medio millón de animales al año

 
Desarticulan una banda en Brasil que vendía medio millón de animales al año

EFE
Actualizado 11-03-2009 18:40 CET
Río de Janeiro.-  La policía brasileña desarticuló hoy una banda que capturaba y vendía ilegalmente cerca de medio millón de animales salvajes al año con la detención de 72 personas, y que tenía contactos en Portugal, República Checa y Suiza. 
 


Los animales eran capturados principalmente en los estados amazónicos de Pará y Marañón, así como en los costeros de Bahía y Río de Janeiro. EFE/Archivo

La banda de traficantes de animales vendía las especies, algunas en peligro de extinción, en plazas públicas de diferentes ciudades brasileñas y en el extranjero, informó la Policía Federal en un comunicado.
Entre las especies más comercializadas por la organización figuran diferentes tipos de aves silvestres, serpientes, jaguares pintados, venados y monos.
La llamada operación "Oxóssi" movilizó hoy a cerca de 450 agentes de la Policía Federal y fue autorizada por un juez de Río de Janeiro que emitió 102 órdenes de prisión y 140 de allanamiento.
Además de las 72 personas ya capturadas, 40 de ellas en el estado de Río de Janeiro, otras 30 fueron declaradas prófugas.
También en los estados de Pará, Marañón, Sergipe, Bahía, Minas Gerais, Espíritu Santo, Sao Paulo y Río Grande do Sul se realizaron detenciones y allanamientos.
Según la policía, Brasil solicitó ayuda a autoridades de otros países para buscar y detener a otros integrantes de la organización que viven en Portugal, Suiza y la República Checa.
Los animales eran capturados principalmente en los estados amazónicos de Pará y Marañón, así como en los costeros de Bahía y Río de Janeiro.
"Las personas que los compran tienen que entender que por cada animal silvestre que recibe en su casa, otros diez mueren en el camino", afirmó el comisario Alexandre Saraiva, de la Policía Federal, que coordinó las investigaciones.
En Río de Janeiro, en donde se concentraron las operaciones y eran buscados 59 de los integrantes de la organización, la policía se incautó de diversas aves que se encontraban en jaulas inadecuadas y arrestó a un ciudadano checo acusado de coordinar los envíos de los animales a países europeos.
Los integrantes de la banda serán procesados por delitos contra el medio ambiente, contrabando y asociación ilícita.
Saraiva admitió que, como el código penal brasileño no define el delito de tráfico de animales silvestres y la actual legislación es muy permisiva, varias personas que ya habían sido detenidas por capturar y vender especies en peligro de extinción fueron liberadas rápidamente y reincidieron en esa práctica.
La investigación contó con la colaboración de agentes del Centro de Distribución de Animales Silvestres (CETAS), del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (IBAMA) y de la Marina de Guerra de Brasil.
La operación fue bautizada como "Oxóssi" por ser éste el nombre de la divinidad de las religiones afrobrasileñas que representa al protector de los animales y de los bosques.

 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Caza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s