Casi el 25 por ciento de especies de antílopes están en peligro de extinción

 
Casi el 25 por ciento de especies de antílopes están en peligro de extinción

Ginebra, 3 marzo 2009 (EFE).- Casi el 25 por ciento de todas las especies de antílopes están amenazadas de extinción, con cinco de ellas en la categoría de mayor peligro y una que ya ha desaparecido de su medio natural, aunque se están haciendo esfuerzos para reintroducirla.
 
 
Hirola (Beatragus hunteri)
 
Actualmente, uno de los antílopes más amenazados en África es el Hirola, cuya población se ha reducido entre el 85 y el 90 por ciento desde 1980 y con sólo dos animales en cautiverio, según los nuevos datos de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).


Duiker de Ader (Cephalophus adersi)

Según los datos divulgados hoy por la UICN, el Duiker de Ader (un mamífero artiodáctilo), que se encuentra en la isla de Zanzíbar (Tanzania) y en una pequeña área de Kenia, es el antílope que corre mayor peligro a nivel mundial, con un declive de 5.000 ejemplares en 1983 a 640 en 1999, año del que datan los últimos informes.


La razón de esta fuerte disminución de su población ha sido la reducción y el deterioro en la calidad de su hábitat debido a la tala ilegal y a que su caza, aunque esté prohibida, continúa.


Gacela mohor (Gazella dama)

La Gacela Dama o mohor (la más grande de las gacelas) sigue el mismo camino hacia la desaparición en su medio natural, con un descenso del 80 por ciento de la población y unos 500 ejemplares que quedarían en África.


Saiga (Saiga tatarica)
En Asia el antílope más amenazado es el Saiga ya que, además de la reducción de su número, se han observado problemas que indican una posibilidad de colapso reproductivo, por lo que Rusia -donde vive esta especie además de en Kazajistán y Mongolia- está evaluando extender y crear nuevas áreas protegidas.
Además, la UICN aboga por la prohibición del comercio de su carne y cuernos.

Adax (Addax nasomaculatus)
La quinta especie de antílope sobre la que se cierne una verdadera amenazada de extinción es la Addax, un bóvido del Sahara y del que se estiman que quedan unos 300 ejemplares, la mayoría de ellos en Níger.
En Europa, Libia, Egipto, Japón, Australia y Norteamérica hay unos 600 más, pero en programas de reproducción, mientras que otros 1.000 se encuentran en manos privadas y ranchos de Estados Unidos y Oriente Medio.
Además de este grupo, otras nueve especies de antílopes se ubican en la categoría de amenazadas de la Lista Roja de la UICN y un número similar en la de vulnerables.
Como buena noticia, la organización recalcó que cerca del 70 por ciento de especies de antílopes no están peligro y que en algunos países se están haciendo esfuerzos efectivos para protegerlos, como es el caso de India, que alberga cinco tipos y sólo uno es considerado bajo amenaza.
En conjunto, la población es estable en el caso del 31 por ciento de especies de antílopes y está decreciendo en otro 62 por ciento.

 Oryx cimitarra (Oryx dammah)

La especie que ya desapareció de su medio salvaje es el Oryx cimitarra, aunque existen algunos miles de ejemplares en cautiverio y se han lanzado proyectos de reintroducción en la naturaleza en Túnez, Senegal, Marruecos y se planea próximamente también en Níger.

 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Especies en peligro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s