Cuando los humanos ayudan a emigrar a las mariposas

 
Cuando los humanos ayudan a emigrar a las mariposas

Por EUGENIA ANGULO* (SOITU.ES)
Actualizado 19-02-2009 21:52 CET

Mariposas de Yorkshire, en Inglaterra, ahora aletean en la frontera de Escocia, en los condados de Northumberland y Durham, unos 100 kilómetros más al norte. Aunque este nuevo domicilio no es como su Yorkshire natal, estos lepidópteros se encuentran tan a gusto que se han establecido completamente y están prosperando.
 
Mariposa Melannargia galathea
La razón: las zonas del norte, anteriormente muy frías, se están calentado como consecuencia del cambio climático creando nuevos hábitats que pueden albergar especies que, en otro caso, jamás hubieran pisado tales tierras. Se trata del nuevo éxodo del mundo animal.
Aunque este es un caso de mudanza forzosa —las mariposas fueron trasladadas por científicos de las universidades de Durham y York en un caso de colonización asistida— muchas especies de todo el mundo están desplazándose a regiones de temperaturas adecuadas que les permitan sobrevivir. Sin embargo, estas migraciones a menudo están ocurriendo muy lentamente, sobre todo si se comparan con el ritmo decidido que el calentamiento del planeta ha alcanzado en los últimos años, razón por la cual científicos de todo el mundo están buscando procedimientos que les permitan mantener la biodiversidad del planeta.
Ante esta situación, un equipo de científicos británicos capturó entre los años 1999 y 2000 ejemplares de mariposas de los tipos Melannargia galathea y Thymelicus sylvestris y los transportó a regiones del norte a las que los animales podrían haber emigrado voluntariamente al haberse calentado durante las últimas décadas, pero que todavía no habían alcanzado. Para determinar estas áreas, los investigadores desarrollaron modelos climáticos computacionales y durante los siguientes ocho años, el equipo monitorizó las nuevas poblaciones.
Comprobaron que éstas se habían estabilizado completamente y que, de hecho, estaba progresando con la incorporación de nuevos ejemplares. "Nuestro experimento también demuestra la validez de nuestros modelos de predicción de áreas válidas para albergar nuevas especies. Esto es bastante importante porque mientras siga cambiando el clima, el éxito que tengamos en conservar la biodiversidad dependerá directamente de buenas predicciones de la respuesta de las especies al cambio climático", explica Brian Huntley, investigador de la Universidad de Durham.
Esta investigación de los científicos británicos, que ha sido recientemente publicada en la revista ‘Conservation Letters’, plantea que técnica de la colonización asistida podría jugar un papel fundamental en la supervivencia de la vida en un mundo más caliente. "El éxito de la colonización asistida demuestra, por primera vez, que trasladar especies a áreas que se han vuelto climáticamente apropiadas puede ser una baza muy importante para la conservación", concluye Huntley.

* Eugenia Angulo es periodista especializada y trabaja en la empresa de divulgación científica DVULGA.

 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entomologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s