Un salvavidas para el albatros

 
Un salvavidas para el albatros

BBC Ciencia
Lunes, 23 de febrero de 2009 – 16:14 GMT

 

Unos 100.000 albatros mueren cada año atrapados en los anzuelos de pesca.

El futuro del albatros y de otras aves marinas en vías de extinción parece más prometedor gracias a un nuevo proyecto de conservación.

Dieciocho de las 20 especies de albatros están en peligro de extinción, principalmente debido a amenazas provocadas por el hombre.
La principal es la forma como son desplegados en el mar las redes y sedales largos que se utilizan para la pesca de peces como el atún.
Las aves son atraídas a los anzuelos y quedan atrapadas y sumergidas en el agua.
Se calcula que cada año hasta 100.000 albatros mueren enganchados y ahogados en los sedales de la pesquerías de atún.
Pero según la Sociedad Real para la Protección de Aves del Reino Unido (RSPB), el nuevo programa ha logrado reducir los niveles de mortalidad de los albatros hasta en 85%.
La iniciativa -llamada Grupo de Trabajo del Albatros (ATF)- ha sido llevada a cabo desde 2006 por la RSPB y la organización Birdlife International.
Espantapájaros
El programa comenzó en Sudáfrica y los organizadores intentarán ahora lanzarlo en otros países del mundo.
El proyecto consiste en enseñar a los pescadores mejores formas de pesca para evitar que las aves queden atrapadas accidentalmente en los anzuelos.
 
"Los pescadores ahora entienden que para continuar pescando deben evitar la muerte de aves marinas y han sido muy colaboradores", le dijo a la BBC Meidad Goren, uno de los organizadores del programa.
"Estamos trabajando con los grandes operadores comerciales que utilizan sedales largos y pesca de arrastre".
"Y se trata de que instructores especializados vayan en los barcos pesqueros y le muestren a los pescadores métodos sencillos y baratos para evitar la muerte de las aves", agrega.
Uno de estos métodos -llamado "líneas espantapájaros"- consiste en atar banderines de brillantes colores en la popa de la embarcación.
Estos banderines se agitan con el viento y espantan a las aves evitando que se acerquen a los sedales.
"También les enseñamos a que hagan llegar más rápido el anzuelo al agua para que las aves no puedan atraparlos cerca de la superficie" explica Meidad Goren.


El proyecto le enseña a los pescadores métodos sencillos para evitar la muerte de aves.
Pesca nocturna
Y se está alentando a los pescadores a que pongan sus sedales en la noche cuando la actividad de las aves es más limitada.
Tal como señala el experto, los operadores pesqueros en Sudáfrica están ahora más dispuestos a cooperar porque desde el año pasado cambiaron las condiciones para obtener permisos de pesca.
Ahora éstos estipulan que durante un viaje no se atrapen accidentalmente más de 25 aves.
"No intentamos eliminar la pesca -dice Meidad Goren- sino queremos enseñar a los pescadores a pescar de manera sustentable".
 
"Pero aunque con esta iniciativa hemos tenido mucho éxito en países como Sudáfrica, el problema todavía es grave en otras partes del mundo".
"Porque esta forma de pesca se practica en todo el mundo así que todavía nos falta mucho para hacer llegar el programa a un gran número de pescadores", señala el experto.
Hasta ahora, además de Sudáfrica, el Grupo de Trabajo del Albatros opera también en Brasil.

 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ornitologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s