Los tendidos eléctricos fríen miles de monos

 
Los tendidos eléctricos fríen miles de monos

Las electrocuciones diezman especies de primates en África, Asia y América

Un mono electrocutado en la selva de Diani, en el sur de Kenia. THE COLOBUS TRUST
MANUEL ANSEDE – Madrid – 25/02/2009 20:48

Los miembros de la organización The Colobus Trust, que vela por la conservación de los primates en Kenia, se han acostumbrado al olor de la carne churruscada. En los últimos cuatro años, han recogido los cuerpos de 60 monos electrocutados en la selva de Diani, un hábitat costero situado en el sur del país africano. Su descripción de los hallazgos es descarnada. "El olor del pelo quemado es acre, y el sufrimiento de estos monos es terrible. El impacto de 22.000 voltios es devastador. En el punto de contacto, la carne de los animales se fríe al instante", relatan.

La electrificación rural, un anhelado avance logrado por los países en vías de desarrollo, se está cobrando una víctima silenciosa. No existen estudios, ni siquiera una cifra orientativa, pero los expertos coinciden en que miles de monos están muriendo en África, Suramérica e India, achicharrados en la teleraña de cables desplegada por el ser humano.

Los árboles de metal hincados en la selva se ceban con algunas especies. De los 60 monos muertos hallados en Diani, 46 eran colobos angoleños, en riesgo de extinción en Kenia. Los cables pelados de distribución eléctrica han eliminado, en sólo cuatro años, aproximadamente al 10% de su población en este bosque tropical.

El biólogo Miguel Ferrer, de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), en Sevilla, intentó en el pasado hallar expertos en electrocución de monos para incluir sus estudios en un libro sobre electrocución de aves, sin éxito. "No encontramos a nadie, ni siquiera una cifra", admite. Sin embargo, cree que los principales puntos negros deben de estar localizados en Brasil, Guinea, Mali y Camerún, lugares donde ha habido un cierto grado de electrificación rural.

Un problema ignorado
Algunas especies de monos sufren ahora un problema bien conocido en las aves de rapiña. Hace 25 años, el 60% de los pollos de águila imperial ibérica perecía antes de cumplir un año de vida. Pero, con una serie de medidas destinadas a aislar los postes más peligrosos, la mortalidad de estas rapaces se ha reducido hasta un 90% en algunas regiones. "En el último año, cinco niños han muerto electrocutados en Andalucía por subirse a postes. Imaginemos cuántos monos mueren cada año en África", conjetura Ferrer.

El director del centro de investigación en primates de la Universidad de Barcelona, Joaquim Vea, señala otro inconveniente de la electrificación rural. En los últimos años, el primatólogo ha participado en el sur de México en varios rescates de monos aulladores afectados por la construcción de líneas de alta tensión. "Las compañías eléctricas deforestan una banda de selva de 40 metros de ancho y los monos arborícolas, que apenas bajan al suelo, pueden quedar aislados en fragmentos de bosque en malas condiciones", explica.

A pesar de estos testimonios, la compañía española Endesa, primera eléctrica privada en América Latina, nunca ha registrado casos de monos electrocutados, ni tiene programas para evitarlos, pese a que en países en los que opera, como Perú y Colombia, existen importantes comunidades de primates arborícolas.

Cinco kilómetros mortales
La selva keniata de Diani es uno de los pocos puntos del planeta en los que se han llevado a cabo estudios sobre la electrocución de monos en tendidos eléctricos. Con el fin de evitar los calambrazos mortales, que han diezmado la población de colobos angoleños, la ONG The Colobus Trust ha identificado 17 puntos negros, que concentran la mayor parte de las electrocuciones. Cientos de kilómetros de cable sin aislamiento peinan la selva, pero un tramo de apenas cinco kilómetros es el más peligroso. Gracias a un convenio con la compañía eléctrica de Kenia, la ONG ha comenzado un proyecto para aislar estas trampas electrificadas y salvar a la población de monos. Un modelo para el resto del mundo.

 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s