El escribano palustre,’Ave del Año 2009′

 
CONSERVACIÓN | Seo/BirdLife pide su protección ante su situación crítica

El escribano palustre,’Ave del Año 2009′

Gustavo Catalán Deus | Madrid
Actualizado miércoles 25/02/2009 18:13 horas
Escribano palustre. Foto: Kike Navarro
 
 
Es tan pequeño y pesa tan poco que casi nadie se había fijado en él. Con menos de 25 gramos de peso y sólo 15 centímetros de longitud, el escribano palustre, un paseriforme que se puede confundir con un simple gorrión, se ha convertido en protagonista al ser designado Ave del Año 2009 por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), precisamente porque sus poblaciones se encuentran en peligro crítico.
El escribano palustre es uno de los paseriformes más amenazados de la península Ibérica, ya que su población reproductora no supera las 400 parejas. Se añade que sus efectivos se encuentran dispersos por las zonas húmedas del país y apenas hay conexión entre ellas, por lo que la variabilidad genética está en declive, como sus efectivos.
Precisamente esa dependencia de las áreas húmedas con vegetación palustre, sometidas a procesos de degradación y desaparición, le ha hecho perder en algunos casos hasta el 80% de sus poblaciones. De esta manera, se ha extinguido en silencio en varias regiones sin que las autoridades se hayan tan siquiera percatado de ello.
En la Península viven hasta tres subespecies de escribano palustre, de las aproximadamente 30 que existen en el hemisferio Norte. La importancia de conservar estas tres especies que básicamente crían en territorio peninsular ha sido decisivo para que el último Congreso de Ornitología haya decidido volcar su atención en esta pequeña, pero valiosa ave.
 
Escribano palustre. (Foto: SEO/BirdLife)
El escribano, nombre que proviene de las líneas en la cáscara de sus huevos que se asemejan a una escritura, tiene en sus poblaciones ibéricas diferencias tan acusadas como las de los pinzones azules de Darwin. Dependiendo de sus hábitos alimenticios –insectos más o menos grandes– su pico es más largo o más corto, pero más fuerte. «Tiene un origen común, pero diferencias evolutivas que se han producido a lo largo de la selección natural», señala Eduardo Balda, experto en esta especie de la Universidad Politécnica de Valencia.
«Existe un gran riesgo de extinción por la fragmentación de la especie», añade el biólogo. La población que se distribuye por todo el arco Mediterráneo más las zonas húmedas de Castilla-La Mancha tiene escasos núcleos dispersos que en el mejor de los casos, en las Tablas de Daimiel, no supera las 100 parejas.
«Cualquier catástrofe acabaría con una de estas poblaciones», asegura Balda.
Esto ocurrió en 2006 en las tablas de Daimiel, cuando una violenta granizada diezmó todos los nidos e incluso mató ejemplares adultos. «Puede pasar de nuevo y quedarnos sin otro núcleo reproductor», señaló el experto, que recordó que hasta no hace mucho tiempo, el escribano se reproducía en todo el país, y hoy sólo se le encuentra en 37 localidades.
«Son urgentes medidas de conservación este mismo año; España no puede permitir que dos subespecies de su avifauna se extingan delante de sus narices por no hacer nada», declaró Juan Carlos Atienza, responsable de Conservación de SEO/BirdLife.
«Ni están protegidos ni están en los catálogos de especies amenazadas ni hay investigación para actuar. La extinción silenciosa del escribano palustre no puede seguir ocurriendo», concluye Atienza.

 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ornitologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s