El darwinismo no está en crisis

El darwinismo no está en crisis

España se suma a los actos conmemorativos del bicentenario del nacimiento de Charles Darwin

 

Un retrato de Charles Darwin expuesto en su casa en Downe Village (Kent, Reino Unido)– EFE

ELPAÍS.com / AGENCIAS – Madrid – 12/02/2009

Este año coinciden dos aniversarios alrededor del naturalista inglés Charles Robert Darwin: su nacimiento hace 200 años y la publicación, hace 150, del libro El origen de las especies. España ha querido sumarse con diversas iniciativas a los numerosos actos conmemorativos en todo el mundo con motivo del doble aniversario, que demuestran que el darwinismo no está precisamente en crisis. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) lanza hoy una página web divulgativa –www.darwin2009.csic.es– para repasar la vida y obra del científico.

El nuevo portal consta de doce apartados en los que se cuenta, entre otras cuestiones, quién era Darwin y cuáles fueron sus teorías y proyectos de investigación, ha señalado la responsable del proyecto e investigadora del área de Cultura Científica del CSIC, Sandra Rebok. Además, otros de los objetivos de la web es dar a conocer las celebraciones del año de Darwin y visibilizar las investigaciones del CSIC alrededor del naturalista y de su Teoría de la Evolución. "La idea es que todo este material pueda utilizarse en colegios e institutos para hacer una exposición, o en sitios que tengan pocos recursos. Principalmente hay artículos divulgativos que cuentan la vida y obra del científico", ha explicado Rebok, al tiempo que ha precisado que la página no estará del todo completa hasta finales de febrero.

Darwin no fue el primer evolucionista, pero sí el primero en proponer un mecanismo plausible que podía hacer funcionar el cambio evolutivo, la selección natural, ha dicho Juan Moreno, del Departamento de Ecología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales, perteneciente al CSIC. Para Darwin, todos los seres vivos tienen una ascendencia común y tanto la diversificación de especies como sus adaptaciones son el resultado de la acción de la selección natural; es decir, los efectos ambientales favorecen algunas variantes en las poblaciones de organismos, ha indicado Moreno. Según ha demostrado la genética, las propiedades relacionadas con la eficacia en la utilización de recursos se heredan de padres a hijos, por lo que los cambios en las propiedades de los organismos acumuladas a lo largo de muchísimas generaciones producirán el cambio evolutivo. "Darwin proponía algo inaudito en su época, que los seres vivos, también los humanos, se habían modificado a lo largo de millones de años por un proceso material sin fin ni objetivo alguno", ha remachado Moreno.

La ecología evolutiva ha detectado la actuación "incesante" de la selección natural en la naturaleza, según Moreno, quien ha puntualizado que quien diga que la propuesta de Darwin no se ha confirmado científicamente, "no se ha documentado lo suficiente". Sin embargo, no se ha librado de numerosas y feroces críticas.

Francisco Pelayo, del Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales, del CSIC, considera que las críticas contra la selección natural proceden básicamente del "fundamentalismo cristiano y de los sectores más conservadores del catolicismo". Entre 1936 y 1947 se alcanzó un consenso entre los biólogos norteamericanos sobre la teoría sintética de la evolución que recuperó el paradigma darwinista. En España, durante la posguerra se truncó su asimilación y es en los 60 cuando los biólogos españoles la empezaron a asumir lentamente.

Darwin, casado con su prima Emma Wedgwood, de profundas creencias religiosas y a la que nunca intentó convencer, fue un hombre con una enorme curiosidad, metódico y prudente, según Moreno y Pelayo, para quienes científicamente ha habido pocos hombres como él a lo largo de la historia de la Humanidad.

De sus libros -estos días proliferan en las librerías- y de sus detractores se va a hablar en los numerosos actos que se van a organizar en 2009 en distintas ciudades españolas. Madrid va a acoger, al menos, dos exposiciones, una organizada en Cosmo Caixa –¡Viva la diferencia!– y otra por el CSIC en el Museo Nacional de Ciencias Naturales. Asimismo, habrá jornadas y conferencias. Y en Internet, http://www.darwin2009.csic.es.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s