Temen por la vida de unos 500 delfines varados en Filipinas

ECOLOGÍA | Tres de los cetáceos ya han muerto

Temen por la vida de unos 500 delfines varados en Filipinas

 

Un grupo de personas observa a los delfines varados frente a la bahía de Manila. | EFE

Efe | Manila

Actualizado martes 10/02/2009 09:15 horas

 

Unos 500 delfines, tres de los cuales han muerto, quedaron varados durante la madrugada del martes en las costas de la región norte de Filipinas frente a la bahía de Manila, informaron las autoridades.

El fenómeno tuvo lugar cerca de la localidad costera de Pilar en la provincia de Bataan, unos 100 kilómetros al norte de la capital, según el gobernador, Enrique García.

Los mamíferos todavía pueden nadar, aunque muy lentamente, y están rodeados por unos 20 pesqueros que los vigilan para que no se asfixien, mientras los residentes trabajan a destajo para empujarlos a aguas más profundas.

García ha solicitado ayuda a la Guardia Costera y al Departamento de Pesca y Fauna Marina (BFAR) para que preparen una operación de rescate para los animales, en peligro de extinción.

El director del BFAR, Malcolm Sarmiento, atribuyó el fenómeno a un probable maremoto de escasa magnitud pero que afectó a los sistemas acústicos de orientación de los delfines, que huyeron a aguas menos profundas para escapar del cambio repentino de presión.

"Si sus tímpanos son dañados, se desorientan y suben a la superficie", explicó Sarmiento. Estos sucesos no son extraños en Filipinas, aunque más habituales en el sur del archipiélago, y hasta ahora jamás habían quedado varados tal número de delfines.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rescatan a 200 delfines que quedaron varados en las costas del norte de Filipinas

 

 

Unos 200 delfines han sido rescatados tras quedar varados durante la madrugada en las costas de la región norte de Filipinas frente a la bahía de Manila, informaron las autoridades.

Decenas de pescadores y voluntarios trabajaron durante horas para empujar a los mamíferos hacia aguas más profundas para que no se asfixiaran, según el Departamento de Pesca y Fauna Marina (BFAR), Malcolm Sarmiento.

El fenómeno tuvo lugar cerca de la localidad costera de Pilar en la provincia de Bataan, unos 100 kilómetros al norte de la capital, cuyo gobernador, Enrique García, inicialmente elevó a 500 la cifra de animales atrapados.

Tres ejemplares -dos hembras embarazadas y una cría de apenas un mes de vida- fueron hallados muertos a menos de un kilómetro de la costa con agua en sus pulmones, y uno de ellos quedó al parecer enzarzado en una red de pesca, según los científicos.

Finalmente, no tuvo que intervenir la Guardia Costera para sacar de allí a los animales, como había solicitado el gobernador.

El jefe del BFAR atribuyó el fenómeno a un probable maremoto de escasa magnitud pero que afectó a los sistemas acústicos de orientación de los delfines, que huyeron a aguas menos profundas para escapar del cambio repentino de presión.

"Si sus oídos son dañados, se desorientan y suben a la superficie, especialmente si le sucede al líder del grupo", explicó Sarmiento, quien confirmó que los tres delfines fallecidos tenían sus tímpanos perforados.

Estos sucesos no son extraños en Filipinas aunque más habituales en el sur del archipiélago, y hasta ahora jamás habían quedado varados tal número de delfines.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Animales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s