El águila pescadora vuelve a anidar

El águila pescadora vuelve a anidar

La primera pareja territorial regresa la Península Ibérica tras su viaje invernal y se espera que críe esta primavera

 

La dieta de esta rapaz se basa en pescado fresco, tanto de agua dulce como salada.

 

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE – Madrid – 06/02/2009 20:20

El águila pescadora (Pandion haliaetus) desapareció de la España peninsular en los años 80 y desde 2003 científicos de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) intentan que esta rapaz forme parejas estables y críe de nuevo. Ya han logrado el primer paso: una pareja territorial se formó en 2007 en las Marismas de Odiel (Huelva) y el año pasado volvió al mismo lugar. Los expertos confían que esta primavera regrese para criar. "Es la primera pareja territorial en la Península, es decir, que defiende el nido y lo arregla, aunque no ha puesto huevos por su juventud, tienen tan sólo dos años de vida, y hasta el tercero no crían", explica la coordinadora técnica de la reintroducción del águila pescadora en Andalucía, Eva Casado.

Para conseguir que aniden, la clave es que los pollos se hayan desarrollado en España, porque cuando se conviertan en adultos recordarán este lugar como zona de cría y vendrán a poner sus huevos. Los investigadores del Programa de Reintroducción de Águila Pescadora en Andalucía localizaron primero cuáles eran los lugares idóneos para el crecimiento de los pollos, y determinaron que eran las Marismas de Odiel y el embalse de Barbate en el Parque de los Alcornocales (Cádiz). Casado expone que esta rapaz requiere tranquilidad y zonas de alimento, y "los embalses favorecen la presencia de águilas porque es una fuente de alimento estable". Esta ave desapareció de la Península por el impacto del urbanismo en el litoral, que le dejó sin hábitats.

La reintroducción se realiza mediante la colocación de pollos en lugares habilitados para la cría en semilibertad o hacking. Se trata de torres con nidos artificiales, y donde los pollos son alimentados durante al menos un mes, que es el periodo que tardan en echar a volar. Hasta la fecha se han reintroducido 108 pollos procedentes de Finlandia, Alemania y Reino Unido. En España sólo quedan ejemplares de águila pescadora en Baleares y Canarias, pero "no son poblaciones estables y extraer pollos podrían poner en riesgo la población local", apunta Casado.

La primera sorpresa se produjo en 2005 cuando una pareja puso huevos. Pero no llegaron a eclosionar. Los investigadores les colocaron dos pollos traídos de Alemania y la pareja los crió como propios. Sólo uno de los polluelos regreso al año siguiente. Estas rapaces pasan el invierno en África, y regresan a criar en primavera al norte de Europa, por lo que España es un lugar de paso. El objetivo es que Andalucía vuelva a ser zona de cría y también de invernada. "La mortalidad en la migración es muy elevada, en ejemplares de población silvestre el 20% no llega a la etapa reproductora", apunta Casado, por lo que lo óptimo sería que las parejas se quedaran en el sur peninsular.

En total, han regresado a la zona de suelta siete águilas, y ya hay una pareja. Casado confía en que cada año regresen más individuos, porque son fieles a su territorio.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ornitologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s