La protección de las aves causa división en el tripartito

La protección de las aves causa división en el tripartito

El Govern elude aclarar cómo evitará las multas de la UE   |  Compromís per Lleida pide al Govern un esfuerzo de consenso con todos los sectores afectados

Antonio Cerrillo | Barcelona | 03/02/2009 | Actualizada a las 03:31h |

Las diversas voces que conviven en el Gobierno tripartito expresan enfoques diferentes sobre cómo cerrar los expedientes abiertos por la UE por la insuficiente protección de la aves en Catalunya. La Comisión Europea ha abierto estos expedientes a causa del incumplimiento por parte de la Generalitat de dos sentencias del Tribunal de Luxemburgo en las que exige garantías para conservar las aves. Uno de estos litigios ha dado lugar a una carta de emplazamiento en la que se pide al Govern plenas garantías de protección de las aves esteparias afectadas por el proyecto del canal Segarra-Garrigues, cuyo regadío transformará los hábitats de estas especies en peligro. Los litigios pueden dar lugar a duras sanciones económicas por parte del Tribunal europeo.

Como solución, el Departament de Medi Ambient es partidario de ampliar las actuales zonas de especial protección para la aves, extendiéndolas hasta conectar los territorios entre sí a través de corredores biológicos, de manera que se ganarían 10.000 nuevas hectáreas, según la información dada a Unió de Pagesos. Estos corredores unirían las zonas protegidas de Mas de Melons con el Baix Segre a través de Utxesa o uniendo las áreas de Belianes y Plans de Sió.

Mientras tanto, el vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, se refirió a este asunto el sábado en Les Borgues Blanques, en donde aseguró que más importante que las aves "son las personas". "La Generalitat

– precisó-cumplirá con todas las normativas que vengan y aunque aún no estamos en esa fase queremos hacer llegar a la gente del territorio un mensaje de confianza y a la vez de coraje y de firmeza. Defenderemos la naturaleza pero también a las personas que viven y traban en el territorio", declaró según Efe.

El Ministerio de Medio Ambiente ha urgido al Govern para que amplíe las zonas de especial protección para las aves para evitar la temida multa. El ministerio ve posible construir el regadío del Segarra-Garrigues compensándolo con planes de gestión reales para proteger las aves.

Un portavoz del Govern indicó ayer que en breve se producirá una reunión de coordinación de los altos responsables de los diversos departamentos de la Generalitat involucrados, con la finalidad de concertar la respuesta conjunta que se dará el próximo día 17 de febrero en una reunión técnica con funciones de la UE. Sin embargo, este encuentro técnico no paraliza la tramitación de los expedientes. En este procedimiento, la Generalitat tenía de plazo hasta el pasado domingo, 1 de febrero, para dar una respuesta a la carta de la UE; y así lo hizo, aunque el Govern elude aclarar su respuesta y cómo piense evitar la sanción. "Queremos compatibilizar la protección de las aves con la construcción del canal Segarra-Garrigues y que la solución que se dé no invalide este proyecto", dijeron sin dar más detalles.

El Compromís per Lleida, que lleva años abogando por compatibilizar los regadíos con la protección de las aves, criticó que la Administración catalana haya puesto "sordina" a este conflicto, y le pidió un esfuerzo para lograr el consenso entre todas las partes. "Si la Generalitat no presenta un plan que dé respuesta a las exigencias de Bruselas y que también permita satisfacer las necesidades de desarrollo económico de estas tierras, la reacción del territorio puede ser colérica", dicen sus portavoces.

La Unió de Pagesos (UP) se opone a la ampliación de las zonas para las aves. "El problema no es que falten zonas protegidas para las aves, sino que no han hecho planes de gestión. ¿Para qué queremos ampliar las zonas protegidas si luego no hay ni un euro para planes de gestión?", se interroga Felip Domènech, dirigente de UP. "Ya se hizo una ampliación de las zonas para la aves. Ahora, las administraciones deben mantener su posición y defenderla incluso ante el Tribunal de Luxemburgo. ¿Y quién ha dicho que habrá una condena?", se pregunta. "La transformación a regadío del proyecto Segarra-Garrigues incumple la legislación europea. Este es el único motivo por el que puede haber una sanción. Nadie cuestiona si antes son las personas o la aves", dijo Cristina Sánchez, delegada de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/ BirdLife).

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medio ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s