Científicos españoles clonan una especie de cabra montesa extinguida en el año 2000

Científicos españoles clonan una especie de cabra montesa extinguida en el año 2000

20MINUTOS.ES. 01.02.2009 – 19:41h

 

 

El último ejemplar, conocido como Celia, murió, aunque su ADN había sido previamente conservado. (WIKIPEDIA)

 

  • El ejemplar, nacido de una muestra de ADN del tejido del último ejemplar vivo, ha muerto por problemas pulmonares.
  • El bucardo, cuyo hábitat estuvo en los Pirineos, fue declarado especie en peligro de extinción en los años setenta.
  • Los investigadores que han llevado a cabo la clonación se muestran, pese a todo, optimistas de reproducir el experimento con garantías.

El bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica), la subespecie de cabra montesa que habitaba el Pirineo, se extinguió oficialmente en el año 2000, cuando el último de los ejemplares fue encontrado sin vida en una de las montañas de la frontera natural entre Francia y España.

Poco antes de su extinción, un grupo de científicos había preservado en nitrógeno líquido muestras de piel del último ejemplar vivo de cabra para extraer de ellas el ADN necesario para trasplantarlos a ejemplares de cabra común y obtener ejemplares de la especie extinta.

Lamentablemente, la primera cabra bucardo, como se conoce en la fauna ibérica,murió al poco tiempo de nacer debido a un defecto congénito en sus pulmones; un tipo de causa de muerte común en otros animales clonados, como las ovejas, informa The Telegraph.

A pesar de los pasos en falso, los científicos se muestran optimistas con la posibilidad de poner resucitar especies en peligro de extinción o ya desaparecidas gracias a actuar sobre los genes conservados. El doctor José Folch, investigador del centro de Tecnología de los Alimentos de Aragón, ha liderado la investigación y se muestra satisfecho por los logros conseguidos hasta el momento: “El nuevo animal era genéticamente idéntico al bucardo.

En casos como el de esta especie, la clonación es la última esperanza para evitar su completa desaparición”. El bucardo era una subespecie de cabra cuyo ecosistema se reducía a los montes y valles de los Pirineos. Desde el siglo XIX fue sistemáticamente cazada, lo que redujo el número de ejemplares a menos de 100 en 1973, cuando fue oficialmente declarada especie protegida.

Esta postrera medida proteccionista no pudo salvarla de la extinción. El último bucardo, un ejemplar hembra de 13 años que había sido bautizada con el nombre de Celia cuando fue capturada para extraer de ella muestras de tejido, fue encontrada muerta con el cráneo partido por unos guardabosques franceses.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Especies extinguidas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s