WWF dice que los informes de la Junta demuestran que el dragado del Guadalquivir es inviable

WWF dice que los informes de la Junta demuestran que el dragado del Guadalquivir es inviable

 

 

Huelva, 22 enero 2009 (EFE).- La organización WWF ha señalado hoy que los resultados presentados por la Junta de Andalucía sobre la turbidez y la salinidad del Guadalquivir prueban la inviabilidad del proyecto de dragado del río y la urgente necesidad de un plan de restauración.

La Consejería de Medio Ambiente informó ayer de que los estudios científicos encargados para aclarar el aumento de la turbidez y la salinidad de las aguas del Guadalquivir en su tramo final achacan estos episodios a "fenómenos naturales que coincidieron en un espacio temporal".

Los científicos de las universidades de Córdoba, Granada y Cádiz a quienes se encargaron este estudio han concluido que los episodios de turbidez y salinidad ya se han normalizado y han explicado que las anomalías detectadas hace meses se han debido a fenómenos naturales "que provocaron que los niveles normales de sólidos en suspensión y la salinidad subieran de forma importante y con continuidad en el tiempo".

Estos expertos aclararon que los dragados del río cerca del puerto de Sevilla "no han tenido nada que ver" en estas anomalías.

Sin embargo, según WWF, las primeras conclusiones de los estudios realizados por la Junta de Andalucía sobre la situación del Bajo Guadalquivir confirman las denuncias que ha realizado WWF España de forma continuada, sobre a la degradación del hábitat estuárico y fluvial del Guadalquivir.

Según la organización, los impactos ya existentes, como los dragados, la erosión de los márgenes del río, la contaminación de las aguas por vertidos o la modificación del entorno, "han debilitado sensiblemente el estuario, haciéndolo más frágil ante cualquier nueva alteración natural o humana".

Además, estos problemas se pueden agravar por el cambio climático, tal y como han señalado los estudios de WWF, especialmente si se ejecutan, entre otros, los proyectos de profundización del Guadalquivir por parte del Puerto de Sevilla.

Esta organización los ha criticado porque amenazan no sólo al río, sino también a amplios hábitats marismeños, tanto por el depósito de los sedimentos extraídos, como por la erosión en los márgenes de los Espacios Naturales.

También sería peligroso el aumento del número de hectáreas en regadío o la autorización para verter tóxicos de la mina de las Cruces al Guadalquivir.

Por esta razón, WWF ha exigido a la Junta de Andalucía un plan de restauración del Bajo Guadalquivir, que incluya medidas de adaptación ante el cambio climático, así como de la ordenación de los usos relacionados con el agua del Guadalquivir, la mejora de la depuración de las aguas urbanas e industriales y una correcta ordenación del territorio que ponga límite a los regadíos y el urbanismo en torno al río.

Para Juanjo Carmona, coordinador de la Oficina de WWF España para Doñana, el origen de los problemas del Guadalquivir está en "la fuerte presión a la que se está sometiendo al río, hasta tal punto que cualquier nueva situación tiene consecuencias imprevisibles sobre él; el estuario del Guadalquivir está prácticamente muerto, por lo que requiere actuaciones para recuperarlo, no más dragados y vertidos".

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medio ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s