El aumento de las temperaturas diezma la riqueza forestal en el noroeste de EE.UU.

El aumento de las temperaturas diezma la riqueza forestal en el noroeste de EE.UU.

 

Washington, 22 enero 2009 (EFE).- La sequía y el aumento regional de las temperaturas son los principales factores de la mortandad de árboles que sufren los bosques del extremo noroccidental de Estados Unidos, asegura un estudio difundido hoy por la revista Science.

 

Los estados más afectados son Oregón y Washington, pero el problema también se ha manifestado en los de California, Arizona, Colorado, Nuevo México y la provincia canadiense de Columbia Británica.

Según los científicos, el aumento persistente de la mortalidad causará en última instancia una reducción del 50 por ciento en la edad de los árboles, en su tamaño y finalmente la desaparición abrupta de muchos bosques.

El fenómeno ha estado ocurriendo en todas las elevaciones, en árboles de diversos tamaños y especies, indica la investigación.

"Es posible que estemos hablando de una mortalidad anual de los árboles que va del 1 por ciento al 2 por ciento. Sin embargo, con el tiempo los números pequeños se acumulan y las implicaciones para los bosques y el ambiente son enormes", señaló Mark Harmon, profesor de ecología forestal de la Universidad estatal de Oregón.

Otra preocupación es el hecho de que al aumentar la muerte de los árboles, los bosques reducidos absorberán menos dióxido de carbono y agregarán más gases invernadero en la atmósfera.

Eso, a su vez, podría provocar mayores niveles de calentamiento atmosférico, explica el estudio.

Además de la sequía y las mayores temperaturas regionales, otras causas de la deforestación son los ataques de insectos, los incendios, la fragmentación y la contaminación aérea.

Pero en el estudio, en bosques con especies de más de 200 años, se consideraron todos esos factores y fueron descartados como causa dominante de la muerte de los árboles a largo plazo.

Los incendios forestales o las epidemias de insectos que matan muchos árboles son los que captan la mayor parte de los titulares, indicó Harmon.

Sin embargo, agregó, "lo que hemos estudiado ahora son cambios mucho más lentos y difíciles de identificar los cuales, a largo plazo, son extremadamente importantes".

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medio ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s