Paraíso protegido

 

Paraíso protegido

 

 

 

 

 

La pesca comercial y la minería estarán prohibidas en una zona protegida de unos 500.000 Km2.

Estados Unidos creó este martes lo que describe como "la mayor área marítima protegida del mundo" alrededor de sus islas en el Océano Pacífico.

La pesca comercial y la minería ya no serán permitidas en la zona protegida, de unos 500.000 Km2, en la que se encuentra la Fosa de las Marianas, el área oceánica más profunda del planeta.

Si bien los grupos ambientalistas han recibido con agrado la noticia, también señalaron que cualquier acción de este tipo será inútil si no se adoptan medidas contra el cambio climático.  

"Para las futuras generaciones"

En un encuentro con la prensa, el asesor medioambiental de George W. Bush, James Connaughton, dijo que la medida supone que EE.UU. "está sentando las bases en el mundo para una administración efectiva de los mares".

 

La administración Bush ha sido duramente criticada por grupos ambientalistas.

 

"Este plan de conservación va a beneficiar a los ciudadanos y a las futuras generaciones, realzando la ciencia, el conocimiento y la conciencia, así como la tradicional inspiración, pues esos lugares son excepcionalmente dinámicos en lo que respecta al medio marino", dijo el presidente del Consejo de Calidad Medioambiental de la Casa Blanca.

En las áreas que desde ahora estarán protegidas se encuentran algunas de las islas más alejadas de los principales centros de población del planeta, por lo que aún no sufrido las consecuencias de la pesca intensiva presente en la mayor parte de los océanos.

También incluye alguno de los lugares con más biodiversidad del mundo, así como fuentes hidrotermales y volcanes submarinos, así como piscinas de sulfuro submarinas que se cree son únicas en el mundo.

Maravillas naturales

El plan contempla además el establecimiento de tres nuevos "monumentos marinos nacionales" en diferentes territorios estadounidenses del Pacífico.

En ellos se encuentran, entre otros, la Fosa de las Marianas, los arrecifes de coral alrededor de las tres Islas Marianas del Norte y ocho atolones de coral e islas.

El grupo de las Marianas incluye islas como Saipan y Tinian, que tuvieron un papel importante durante la Segunda Guerra Mundial, así como Guam, que todavía alberga una de las mayores bases militares estadounidenses.

 

El área protegida incluye unos de los sitios con más biodiversidad del mundo.

 

Otro de los lugares que recibirá protección, el Atolón Johnston, fue utilizado en el pasado para almacenar armas químicas.

Connaughton explicó que los monumentos nacionales están establecidos de manera "que respeten totalmente las necesidades de la seguridad nacional de EE.UU., garantizando la libertad de navegación para todos los navíos de acuerdo con la ley internacional así como la movilidad global de las fuerzas estadounidenses".

La Fosa de las Marianas, que alcanza una profundidad de hasta 11 kilómetros, y la cadena de volcanes submarinos y fuentes hidrotermales quedan protegidas de la exploración mineral.

En las áreas de coral también se impone una prohibición de la pesca comercial a una distancia de 50 millas náuticas de la costa.

¿Y el cambio climático?

"Es muy significativo desde una perspectivas ecológica y biológica, y por su simbolismo político", señaló Joshua Reichert, director de la organización medioambiental Pew Environment Group.

 

La pesca comercial estará prohibida en las áreas protegidas.

 

"Tan sólo en las Marianas, la zona protegida contiene una de las áreas geológicas más excepcionales del mundo. El Atolón Rose tiene la mayor proporción de coral vivo del mundo".

Brendan Cummings, director del programa de océanos en el Centro para la Diversidad Biológica, en EE.UU., que ha denunciado ante los tribunales al gobierno de George W. Bush por cuestiones relacionadas con el cambio climático, también dio la bienvenida a la prohibición de la pesca comercial, aunque insistió en que la reducción de las emisiones de los gases con efecto invernadero también es vital para la preservación de los corales.

"A no ser que hagamos algo contra el cambio climático, cualquier otra medida que se adopte para proteger los arrecifes de coral será inútil", señaló Cummings.

"Al final, el legado de Bush como criminal del clima va a eclipsar su legado oceánico, ya que cualquier beneficio que reciban los corales será destruido por el calentamiento de los mares".

 

El plan incluye el establecimiento de tres nuevos "monumentos marinos nacionales" en el Pacífico.

 

La administración Bush ha sido duramente criticada en los últimos meses por grupos ambientalistas enfadados por su negativa a reducir las emisiones de CO2, por su decisión de suavizar la legislación que protege a las especies en peligro de extinción y por su apoyo al uso naval de sistemas de sonares que pueden matar a la ballenas.

 

Pero para Joshua Reichert, el presidente saliente "ha protegido más lugares especiales en el mar que cualquier otra persona en la historia".

En 2006 Bush designó una amplia extensión del archipiélago de Hawai como monumento nacional, otorgarle al área el máximo grado de protección contemplado en la legislación estadounidense.

Ésta abarca 362.000 kilómetros cuadrados de arrecifes, atolones y mares de aguas poco profundas, y es algo mayor que el Parque Marítimo de la Gran Barrera de Arrecife de Australia, previamente la mayor área marina protegida del mundo.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Medio ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s