Siguen durante una década la evolución de plantas para optimizar las estrategias de conservación

 

Siguen durante una década la evolución de plantas para optimizar las estrategias de conservación

 

 

 

 

Centaurea corymbosa

 

 

Las especies naturales y únicas en el Mediterráneo son más fáciles de introducir a través de la dispersión artificial de las semillas

 

  • Fecha de publicación: 21 de diciembre de 2008

Las dinámicas demográficas de las plantas naturales y las introducidas artificialmente de una misma especie han sido estudiadas a largo plazo por primera vez por parte de un equipo internacional de investigadores, entre ellos algunos pertenecientes a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), según detalló el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC). Los científicos han identificado, gracias a la monitorización simultánea, los aspectos biológicos y demográficos de las plantas para optimizar las estrategias de conservación, explicó SINC.

 

Los investigadores realizaron una monitorización intensa entre 1994 y 2004 sobre el crecimiento y la reproducción de plantas naturales e introducidas de la especie "Centaurea corymbosa". "Raramente han existido estudios a largo plazo que hayan analizado el éxito de dichas estrategias y que hayan considerado los aspectos demográficos críticos para mejorar su implementación", señaló Miquel Riba, investigador del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) de la UAB y uno de los autores del estudio.

 

Gracias al análisis comparativo de seis poblaciones naturales y de dos introducidas artificialmente de la especie endémica "Centaurea corymbosa", los investigadores pudieron comparar la dinámica demográfica de ambos tipos de poblaciones, demostrando la utilidad de los estudios demográficos comparativos para determinar la viabilidad de las estrategias de conservación. "La monitorización a lo largo de 10 años ha permitido observar el destino de casi todos los individuos introducidos desde su emergencia hasta su muerte y analizar las tasas de crecimiento en todo el ciclo de vida", apuntaron los autores. La investigación confirma también que la capacidad de colonización de las plantas puede limitar su distribución, incluso a escala local.

 

Dispersión artificial de semillas

El trabajo concluyó que las especies naturales y únicas en el Mediterráneo son más fáciles de introducir a través de la dispersión artificial de las semillas que restaurar su hábitat degradado. Por ello, los investigadores coinciden en que la introducción de muchas plantas endémicas cuyo rango geográfico está limitado por la baja capacidad de colonización podría ser exitosa.

 

Las poblaciones naturales e introducidas presentaron diferencias en los parámetros demográficos básicos analizados. "Los individuos de las poblaciones naturales presentaron una mayor tasa de fecundidad, mientras que los individuos de las poblaciones creadas artificialmente mostraron una mayor supervivencia", señaló Riba. La alta supervivencia de las introducidas se compensó con su baja fecundidad y no produjo diferencias significativas en las tasas de crecimiento.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Botanica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s