El SOS de los gorilas

El SOS de los gorilas

 

Un gorila en el Parque Nacional de Virunga (República Democrática del Congo). (Foto: REUTERS)

Estimados lectores:

Hace unos días, en la apertura de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vida Salvaje, en Roma, he tenido el honor de ser elegida como patrocinadora oficial de la iniciativa "2009, Año del Gorila" ("2009 YoG: Year of the Gorilla"), una campaña de 12 meses dirigida a mejorar la conservación de los parientes más cercanos de los humanos y sus hábitats, a través de la mejora del nivel de vida e ingresos de las poblaciones locales. La campaña 2009 YoG también busca mejorar la gestión de las poblaciones de primates a nivel nacional y transnacional, así como aquellas que viven en parques nacionales, fortaleciendo la cooperación entre los estados existentes en sus zonas de distribución y otros agentes esenciales.

Desde mi primer contacto con chimpancés en 1960, he dedicado mi vida al estudio y protección de los grandes simios. El gorila, el más grande y tal vez el más pacífico de los grandes simios, disfrutó alguna vez el refugio de amplias áreas de bosque africano. Hoy día, al igual que ocurre con el chimpancé, el gorila está en peligro en gran medida debido a la destrucción de su hábitat, a los conflictos civiles, y a la caza furtiva. Todavía nos queda un largo camino por recorrer para revertir la reducción de las poblaciones de gorilas.

Es hora de que aunemos todos nuestros esfuerzos para salvar a estas magníficas criaturas. Me honra prestar mi voz al Año del Gorila, una campaña educativa y de conservación respaldada por la ONU y destinada a asegurar el futuro para este primo cercano de los humanos. Las investigaciones muestran que los gorilas comparten el 97,7% de sus genes con el ‘Homo sapiens’, poseen una inteligencia destacable y la habilidad de comunicarse con signos y símbolos, así como de usar herramientas básicas.

Los esfuerzos de conservación centrados en las comunidades locales son esenciales, como se detalla en el plan de acción del 2009 YoG y como lleva a cabo el Instituto Jane Goodall (IJG) en Tanzania y República del Congo (RC). El programa TACARE del IJG, que se lleva a cabo en 24 aldeas circundantes al Parque Nacional de Gombe, incluye proyectos de atención médica, protección forestal, entrenamiento en métodos agrícolas sostenibles, regeneración de bosques, estructuras sanitarias y de almacenamiento y distribución de agua, microcréditos, apoyo de iniciativas femeninas y educación. Como resultado del programa, los pobladores locales han colaborado con el IJG cediendo áreas para la regeneración de bosques y protección de los que quedan, que son refugio para muchas especies amenazadas incluyendo a los chimpancés.

La gente que vive en las inmediaciones de las últimas zonas forestadas lucha por sobrevivir cada día. Si nosotros no podemos ayudar a esta gente a hallar formas de vida que no impliquen la continua destrucción del bosque, fracasaremos también en nuestro esfuerzo de proteger a estos maravillosos grandes simios.

Creo que estas iniciativas benefician mucho más que a los grandes simios. Ayudan a prevenir el contagio de enfermedades, reducen la pobreza y protegen bosques, y ayudan a ralentizar el cambio climático. Finalmente, en áreas donde hay competencia por recursos naturales cada vez más escasos con potencial para la violencia, los programas de este tipo aportan seguridad a la región.

En República del Congo, donde está nuestro Santuario de Tchimpounga, además de cuidar de casi 140 chimpancés rescatados, el IJG trabaja en evitar el comercio de "carne de selva" que afecta a chimpancés, gorilas y otras especies, desarrollando campañas educativas y de concienciación, dando talleres para personal encargado de hacer cumplir la ley, construyendo infraestructuras (escuelas, pozos de agua, etc) y ayudando al desarrollo sostenible de la comunidad.

Una muy buena manera de sumarse a este esfuerzo desde aquí es a través de programas de apadrinamiento como ChimpAmigos, recientemente lanzado por IJG en España, y por el cual los ciudadanos sensibles pueden apadrinar chimpancés del Centro y recibir certificados e informes periódicos sobre sus progresos a lo largo del año, mientras apoyan su manutención y los programas desarrollados. Éste puede ser un excelente regalo para la gente que queremos, y sin lugar a dudas, para los chimpancés…

¡Felices fiestas! Nota: YoG es una iniciativa conjunta del United Nations Environment Programs Convention on Migratory Species (UNEP-CMS); la UNEP-United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization (UNESCO), Great Ape Survival Partnership (GRASP); la World Association of Zoos and Aquariums (WAZA), y el Jane Goodall Institute: www.yog2009.org

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Especies en peligro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s