Jordi Sargatal : “Lo dijo Neruda: ‘Pájaro a pájaro conocí la Tierra'”

 

7/12/2008 LA ENTREVISTA // JORDI SARGATAL, NATURALISTA

 

Jordi Sargatal : "Lo dijo Neruda: ‘Pájaro a pájaro conocí la Tierra’"

 

 

 

Director de la Fundació Territori i Paisatge, Obra Social Caixa de Catalunya. Su discurso apasionado sobre el mundo de los pájaros seduce al interlocutor.

 

XAVIER MORET

Sargatal (Figueres, 1957) es un naturalista que logra contagiar afición. Entre 1984 y 1998 fue director del Parque Natural Aiguamolls de l’Empordà, tras haber luchado como activista por la conservación de este espacio. En 1992 inició la publicación del Handbook of the Birds of the World (Lynx), una enciclopedia que reúne las 10.000 especies de aves que hay en el mundo de la que ya han salido 13 volúmenes (están previstos 16). Viaja a los lugares más remotos para ver aves y mamíferos.

–¿Usted por qué viaja?
–Para ver pájaros. Si no hay pájaros, no voy. En 1977 descubrí un poema de Pablo Neruda, Arte de pájaros. Dice: "Yo, poeta popular, / provinciano, pajarero, / fui por el mundo buscando la vida: / pájaro a pájaro conocí la tierra". Me marcó.

 

–Y, ¿de dónde le viene la afición a los pájaros?
–Me enamoré de ellos en los Aiguamolls de l’Empordà. A los 14 años iba por allí con los amigos en bici. Fue un gran descubrimiento. Cuando vi que se querían cargar aquel espacio natural, participé en la fundación del Grup de Defensa dels Aiguamolls. Luchamos y, al final, logramos preservarlo.

–Y los pájaros del Empordà lo llevaron a viajar.
–El 1976 hice mi primer viaje al extranjero, a Liège, para participar en un congreso de zonas húmedas. En 1979 fui a las islas Shetland y en 1980 al delta del Danubio, siempre para observar pájaros.

–Las aves le dieron alas.
–Cierto. En 1983 volé hasta Sri Lanka. Allí casi no hay ningún pájaro repetido de Europa, pero yo me los sabía todos. En el avión me había empollado la guía de cabo a rabo. Fue algo fantástico, sentí una gran excitación.

–¿Cuántas especies habrá visto?
–De las casi 10.000 existentes, he visto unas 6.000. En los últimos años, con mi amigo el doctor Josep del Hoyo, hemos hecho muchos viajes solo para ver aves para la guía.

–¿Cuál ha sido su último viaje?
–Nueva Guinea. Fuimos allí para ver aves del paraíso, que son una maravilla. Íbamos con porteadores descalzos que llevaban arcos y flechas para cazar y para defenderse. Nunca había estado en un lugar tan salvaje.

–¿Consiguieron ver aves del paraíso?
–Cuesta verlas, porque se ponen a distancia del alcance de las flechas para evitar ser cazadas, pero vimos unas 20. La primera que vimos estaba colgada boca abajo, la cola y las alas de colores desplegadas.

Paradisaea rudolphi- Tim Laman

 

–Menudo exhibicionista.
–Lo hacen para llamar la atención de las hembras.

–Curioso método.
–Recuerdo uno que llevaba una especie de casco azul, con plumas rojas y verdes y con una cola parecida al bigote de Dalí. Como hay pocos depredadores, han podido evolucionar llamando mucho la atención. Solo quedan aves del paraíso en Nueva Guinea, y unas pocas en el norte de Australia.

Cicinnurus respublica- Tim Laman

 

 

–Debe de ser lo máximo para un ornitólogo.
–Nunca había visto un diseño y un comportamiento parecidos. Hay una especie que construye pequeños altares de cañas, con una cúpula y con cosas de colores en el interior. Y todo para seducir a las hembras.

 

 

Hembra de Amblyornis inornatus Arfak Mountains above Mokwam, Papua, Indonesia – Jul 24, 1994

 © Don Roberson

 

–¿Más viajes que le han marcado?
–África, sin duda. Hay lugares de la tierra que son como el paraíso. En el lago Nakuro, en Kenya, vi dos millones de flamencos. Espectacular. En Venezuela, en la cueva de los Guácharos, hay unas aves que salen cada día a una hora fija. Empiezan a emitir una especie de canto tibetano y salen zumbando de la cueva. Es como una explosión de vida.

–¿Qué otra fauna le interesa?
–Me atraen los mamíferos: el oso del Cantábrico, el lince en Andújar, la nutria de los Aiguamolls… En la India vi tigres en Kaziranga. Buscaba aves entre las hierbas altas y de repente vi que muy cerca había una tigresa. Se me quedó mirando y solo pude decirle: "¡Guapísima!". Y se fue.

–¿Cuál es su viaje pendiente?
–Me hace mucha ilusión ir el año que viene a Siberia, a la región del río Usuri.

–Las tierras de Dersu Uzala.
–He visto la película muchas veces. De las 19 especies de cigüeñas que hay, me falta ver tres: dos están en Sumatra y una en Siberia. Esta última es la más rara del mundo. Por cierto, en Kaziranga conseguimos ver la segunda especie más rara. En un vertedero había 32. ¡Era casi toda la población mundial!

 

–Ya llevan 13 volúmenes publicados de su Handbook of the Birds of the World. Todo un éxito internacional pero, ¿una empresa así no correspondería a los ingleses, que se vuelven locos por los pájaros?
–Es la tramontana (ríe). La idea de la enciclopedia la tuvimos con el doctor Josep del Hoyo en 1987, en un viaje a Holanda. Cuando fuimos a Londres a buscar suscriptores, alucinaban. ¿Quiénes éramos? ¿De dónde salíamos? Nos dieron su apoyo y la enciclopedia ha sido elegida varias veces el mejor libro de pájaros del mundo.

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ornitologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s