Oceana demuestra la necesidad de aumentar el área protegida de Cabrera

 

HA PUBLICADO UN ESTUDIO

 

Oceana demuestra la necesidad de aumentar el área protegida de Cabrera

 

 

 

Imagen del fondo marino de Cabrera (Foto: Oceana).

 

Actualizado viernes 05/12/2008 16:45

 

EUROPA PRESS

PALMA.- Un estudio de fondos marinos profundos llevado a cabo por Oceana durante el verano de 2007 subraya la necesidad de que el área protegida del Parque Nacional de Cabrera debería ser extendida para cubrir los fondos que se encuentran al Este de la isla, puesto que son los que muestran mayor diversidad de ecosistemas y hábitats, así como un gran interés biológico y vulnerabilidad.

 

En rueda de prensa, el conseller de Medio Ambiente, Miquel Àngel Grimalt, explicó que, mediante un robot marino submarino operado por control remoto y dirigido desde un catamarán de investigación, se halló una docena de ecosistemas y cerca de 300 especies identificadas en una superficie total de 8.000 hectáreas.

 

Además, recuerda que cuando se creó el Parque Nacional "se realizó un dibujo poligonal" a su alrededor y que, ahora, se deben adoptar estos límites "a lo que hay realmente en el Parque", sostiene.

 

Por su parte, el director ejecutivo de Oceana Europa, Xavier Pastor, remarca la urgencia en proteger los hábitats marinos más importantes y vulnerables como los bosques de laminarias, maërl y coralígeno, así como los hábitats más esenciales y sensibles. En este sentido, señala que estos fondos se encuentran especialmente deteriorados en el Norte y Este de la isla, por la práctica de la pesca de arrastre.

 

Así, el principal problema con el que cuenta la isla es, según detalló el director de la investigación, Ricardo Aguilar, además del deterioro de las zonas de maërl y de bosques de laminarias, la presencia de basuras en todos los cuadrantes estudiados.

 

Por otra parte, Grimalt reivindica la necesidad de que la Comunidad obtenga, por parte del Gobierno central, las transferencias competenciales de Cabrera y reclamó que éstas se produzcan "con los recursos suficientes" puesto que el hecho de que el área protegida fuese mayor "debe tener incidencia en el coste de su gestión", apunta.

 

En cuanto al impacto que la ampliación podría tener en la pesca artesanal, Pastor manifesta que estos pescadores deben seguir desarrollando su actividad, "en detrimento de los industriales". No obstante, Grimalt sostuvo que la ampliación no será "especialmente conflictiva" con los pescadores puesto que en las zonas arrasadas "no hay pesca".

 

Hayados restos arqueológicos

En el estudio también se encontraron, según detalló el director de la investigación, diversos restos arqueológicos, por lo que el hallazgo fue comunicado a la Conselleria de Educación y Cultura, así como las imágenes sobre los restos -concretamente ánforas– y su localización exacta en el fondo marino.

 

Los muestreos permitieron encontrar un gran bosque de laminarias en el Este del Parque, formado por un alga endémica del Mediterráneo y protegida por la legislación internacional.

 

Oceana también recomienda que, junto a la ampliación del área protegida, se debería desarrollar un plan de gestión pesquera para evitar el continuo deterioro de los fondos cercanos al Parque y permitir su recuperación.

 

Para la realización del estudio se seleccionaron tres áreas: al Norte, entre el borde del Parque Nacional de Cabrera y la Reserva Marítima de Mitjorn, con una superficie de 4.000 hectáreas; al Sur, desde el interior de las aguas del Parque al borde con el principio del talud, con una superficie de 1.750 hectáreas; y finalmente, al Este, fuera de las aguas del Parque y al sureste de Cabo Salinas, con una superficie de 2.000 hectáreas.

 

Especies invasoras y foca monje

En cuanto a las especies invasoras, Aguilar manifesta que las zonas no están aún muy colonizadas por algas invasoras aunque hay dos que han venido de zonas tropicales: el alga verde ‘Caulerpa racemosa’, y la roja ‘Lophocladia lallemandi’ que aparecen en todos los cuadrantes del estudio.

 

Así Alguilar indica que estas dos especies son las que parece que tienen más extensión aunque lamentó que todavía no existan estudios para conocer los efectos que pueden tener exactamente en el ecosistema, además del "impacto visual" que ocasionan.

 

Preguntado sobre su opinión sobre la reintroducción de la foca monje en Cabrera, Pastor manifestó que existe un debate entre dos grupos de científicos y "respetamos las dos visiones".

 

En este sentido, Grimalt sostiene que a la Conselleria le "gustaría sacar adelante esta reintroducción" aunque son "conscientes" de que no se trata de un "capricho" de este departamento. Así, recordó que cuando apareció este ejemplar se pensó que la isla podría ser un "lugar adecuado" para lograr la reintroducción de la especie.

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Medio ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s