Diez mil mexicanos piden embajador en Japón ayude liberar activistas ballenas

Diez mil mexicanos piden embajador en Japón ayude liberar activistas ballenas

 

 

 

EFE

México, 30 jun (EFE).- Más de 10.000 mexicanos enviaron por correo electrónico una carta a su embajador en Japón para solicitarle que interceda por la libertad de dos ecologistas japoneses que se encuentran arrestados en su país por robar una caja con carne de ballena para denunciar el tráfico ilegal de la misma.

 

El director de la campaña de Costas y Oceános de Greenpeace México, Alejandro Oliveral, informó hoy a Efe que las misivas de los mexicanos se suman a los 150.000 mensajes enviados desde todo el mundo a las autoridades del país nipón y a diplomáticos radicados en ese país para pedir la liberación de los activistas.

 

Junichi Sato y Toru Suzuki interceptaron el pasado mes de abril "una caja que contenía que contenía 23 kilos de carne de ballena" y presentaron las pruebas ante un juzgado de Tokio, dijo Olivera.

 

Esto fue posible gracias a la colaboración de un tripulante de los barcos balleneros, que informó a Greenpeace del tráfico ilegal de carne que hacía la tripulación de estos navíos, aproximadamente dos toneladas que se venderían por unos 250.000 dólares.

 

"Ahora estos dos militantes están presos desde hace diez días sin cargos y pueden estar otros diez más", lamentó Olivera, que calificó su detención como "injusta y políticamente motivada".

 

Sato y Suzuki admitieron haber tomado la caja, pero insisten en que el acto no fue ilegal, ya que, según afirman, el ballenero Nisshin Maru también robó la carne.

 

El representante de Greenpeace en México añadió que tras los dos arrestos, la Policía japonesa procedió a registrar la oficina de la ONG en Japón y los domicilios de algunos de sus militantes.

 

En la mañana de hoy una veintena de activistas colocaron en las rejas de la embajada de Japón en México una pancarta con el lema "Libertad" y entregaron por segunda vez una carta dirigida al embajador a la que adjuntaban las pruebas de la investigación que llevaron a cabo los activistas arrestados.

 

En Japón la carne de ballena es considerada un manjar exquisito y consumida el algunos restaurantes selectos.

 

También se celebran a veces festivales gastronómicos con precios asequibles para tratar de popularizar el consumo de la carne de estos cetáceos.

 

El país nipón, que cada año se opone en la Comisión Ballenera Internacional (CBI) a la moratoria de capturas de ballenas, tiene permiso para cazar cada año algunos ejemplares de ciertas especies como la "minke" con fines científicos. EFE

mps/act/jgc

 

Esta entrada fue publicada en Caza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s