Los mamíferos que hibernan o se ocultan en madrigueras son menos propensos a extinguirse

 
Los mamíferos que hibernan o se ocultan en madrigueras son menos propensos a extinguirse

Según un nuevo estudio, los mamíferos que hibernan o que se esconden en madrigueras son menos propensos a figurar en las listas de especies con mayor riesgo de extinción. Los autores del estudio creen que la habilidad de tales animales de protegerse a sí mismos de los cambios ambientales puede ayudarles a evitar la extinción.

Sciurus vulgaris

(NC&T) La idea de que los animales que hibernan y los que se refugian en madrigueras, túneles o cuevas podrían tener una ventaja para la supervivencia, surgió primeramente de un estudio sobre el registro fósil dirigido por Lee Hsiang Liow, de la Universidad de Oslo.

En el nuevo trabajo, Liow y sus colegas de las universidades de Oslo y Helsinki querían ver si esta tendencia es válida para los mamíferos que viven hoy.

Empleando una base de datos con cerca de 4.500 especies vivientes de mamíferos, Liow y su equipo identificaron 443 mamíferos que exhiben al menos un comportamiento de hibernación o de ocultación en refugios. Su lista incluye a los animales que cavan túneles y madrigueras, como por ejemplo topos, así como otros animales que pueden disminuir periódicamente su ritmo metabólico, como lo hacen las ardillas, los murciélagos y los osos.

La lista de animales que hibernan o se refugian fue entonces comparada con la Lista Roja de animales amenazados de extinción, preparada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Como habían sospechado los investigadores, las especies que hibernan o se refugian aparecen con mucha menor probabilidad en cualquiera de las categorías de alto riesgo de la UICN. Este patrón se mantiene aún teniendo en cuenta otras amenazas que pueden influir sobre las tasas de extinción, como el tamaño corporal (los animales de menor tamaño generalmente son menos proclives a extinguirse), y la distribución geográfica.

A pesar de estos resultados, los animales que hibernan y los que se ocultan no deben ser necesariamente vistos como los "ganadores" en la carrera de la evolución, según aclaran los autores.

 "Las especies que hibernan o se esconden sobreviven más tiempo, pero en un mundo cambiante corren el riesgo de volverse seriamente obsoletos", explica Mikael Fortelius, de la Universidad de Helsinki, uno de los autores del estudio. "Las especies que no hibernan ni se esconden son de vida más corta, pero tienen mayores probabilidades de dejar descendientes exitosos. En cierto modo, es la clásica elección entre seguridad y progreso".

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:

 
 
About these ads
Esta entrada fue publicada en Zoologia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s